7.12.14

25.11.2014 Gaviota Pipizcan

El pasado domingo 16 de noviembre Miguel Ángel Rojas fotografía en el lago artificial de Costa Ballena una gaviota pipizcan o gaviota de Franklin Larus pipixcan. La cita, sin embargo, la da a conocer el mártes 18 de noviembre a última hora a través del foro GOAVAN (Grupo de Observadores de Aves de Andalucía) tras algunos avatares.

Gaviota pipizcan © Miguel Ángel Rojas
Gaviota pipizcan © Miguel Ángel Rojas
Gaviota cana -izda- y gaviota pipizcan -dcha- © Miguel Ángel Rojas
Como aficionado a las aves y, en particular, a la marinas y acuáticas, al día siguiente no me faltó tiempo para intentar confirmar si seguía por la zona; ya que entre otras cosas sería una nueva especie a observar. No hubo suerte, incluso apenas se vieron otras gaviotas por la zona de los lagos y el canal que los comunica. Por la tarde otros compañeros lo estuvieron intentando con la misma suerte.

El domingo 23 de noviembre, se pone en contacto conmigo, Julio Rodríguez, amante de las aves y buen conocedor de los patos y gansos, entre otros inquilinos alados de Costa Ballena a los que proporciona en días alternos una alimentación complementaria a base de pan en un lugar estratégico para evitar ensuciar el agua del lago. Como digo, Julio, me avisa de que en sus tres visitas anteriores, los días 17, 19 y 21 ha observado una gaviota que identifica, tras consultar guías, como gaviota de Franklin que se ha acercado algo desconfiada a la zona donde alimenta a las aves y donde se dan cita estos gaviotas reidoras y cabecinegras invernantes en el lugar. El mensaje es del todo motivador. Le confirmo, claro está, que efectivamente se trata de una gaviota de Franklin.

Nuevamente se me recargan las pilas y en la tarde dominical acompañado de Manuel Jiménez, José María Fernández Zapata y Carlos J. Moreno hacemos el intento de relocalizarla sin éxito tras probar con pan duro en la zona indicada por Julio. Quedamos entonces en probar al día siguiente.

Lunes 24 de noviembre. Julio me llama de que va para el lago a alimentar a los patos y gansos y me pongo en camino avisando a Zapata por si quiere acercarse. En lugar Julio ya está dando de comer a las aves y próximos a él Alberto Savijn y José Luis Anguita, ornitólogos sevillanos, controlando las gaviotas por si aparece la protagonista. Me comentan que llegaron a ver a la gaviota brevemente en el campo de golf asociada a otras gaviotas y que iban a intenatarlo de nuevo mientras yo quedé en avisarlos por si aparecía a comer pan. Poco después llegó Zapata, pasaba el tiempo y no aparecía la pipizcan. Ya con poca luz me llama por teléfono Alberto de que la tienen controlada en vuelo alimentándose de insectos indicándome que les diera a su encuentro. Las explicaciones no fueron del todo bien entendidas y ya con poca luz no pudimos dar con ella regresando al lago donde esperaríamos a José Luis y Alberto. Nos despedimos de Julio y acercamos a José Luis y Alberto a su coche, aparcado en una zona con buena visión del campo de Golf mientras nos confirmaron de que seguía la gaviota de Franklin seguía en la zona, de que era desconfiada junto con el grupo de reidoras y cabecinegras con las que se movía por todo el campo de Golf.

Tomamos nota y había que intentarlo de nuevo, así que en la tarde del martes 25, Manuel Jiménez, José Juan Díaz y yo partimos sobre las 15 horas. A las 15:30 aparcamos en el mismo lugar donde el día anterior dejamos a José Luis y Alberto, sorprendentemente vemos un grupo de gaviotas cercanas en el césped del campo de Golf, no nos habíamos bajado de coche y Manuel Jiménez con los prismáticos en ristre alerta de que "ahí esta, ahí esta la Franklin, José Juan la visualiza y me deja los prismáticos para que yo haga lo mismo. No nos habíamos bajado del coche y ya la habíamos bimbado. Luego todo fue sacar cámaras de fotos y telescopio para visualizarla e inmortalizarla mientras avisaba a José María Fdez. Zapata que se pusiera en camino para que intentara verla.

Gaviota pipizcan © Rafa García

La llegada de jugadores al hoyo donde se encontraba la gaviota acabó por ahuyentarla desapareciendo en vuelo aunque intentamos seguirla. De todas formas, localizamos cerca un grupo de aves en vuelo y, alimentándose de insectos, allí estaba nuestra gaviota. Disfrutábamos de ella cuando el grupo optó por desplazarse y volvimos a perderla. Tomamos el coche y buscamos la dirección de vuelo. En un claro de la calle hacia el campo de golf Manuel comentó que parase y diera marcha atrás al vehículo pues le pareció ver una gaviota más oscura que el resto. Así hice y se confirmo, alli estaba esta vez posada en la verde y recortada hierba. Algo inquieta volaba pequeñas distancias para comer lombrices y otros insectos terrestres. Fue el mejor momento para retratarla.

Gaviota pipizcan © Rafa García
Gaviota pipizcan © Rafa García
Gaviota pipizcan © Rafa García
Gaviota pipizcan © Rafa García
Gaviota pipizcan © Rafa García

Nuevamente voló con el grupo de gaviotas al otro extremo de ese Tee u Hoyo. Zapata llegaba en ese momento y le acompañamos hasta donde se podía encontrar. Allí la vió junto a Paco Chiclana y José Manuel Franco que llegaron después a lo largo de la tarde.
Confirmar estos días que esta gaviota neártica, rareza nacional, se encontraba en la zona y dando a conocer sus movimientos por la misma alentó a otros observadores de aves a intentar localizarla en los días posteriores. Tomás Franco, Víctor Guimerá, Carlos Gutiérrez, Carlos Lozano, Alfonso Barragán, Óscar Rodríguez, Pablo Galiano, Julio Ceballos, al menos, tuvieron la suerte de verla. Manuel y yo repetimos con suerte el día 28 siendo el día 1 de diciembre cuando se ve por última vez de momento.

Localización de la Gaviota pipizcan © Rafa García
Localización de la Gaviota pipizcan © Rafa García
Gaviota pipizcan -centro- entre cabecinegras y reidoras © Rafa García
Gaviota pipizcan -centro dcha- entre cabecinegras y reidoras © Rafa García
Gaviota pipizcan -centro dcha- entre cabecinegras y reidoras © Rafa García
Gaviota pipizcan -centro dcha- entre cabecinegras y reidoras © Rafa García

Podéis ver más fotos de la gaviota en el blog de José Juan Díaz

3 comentarios:

capataz Manuel Pajaro dijo...

La constancia tiene su premio Rafa y ha quedado demostrado una vez mas.Magnifico el report. Abrazos.

José Manuel Franco dijo...

Muy buen reportaje Rafa, la verdad es que la especie ha costado mucho localizarla teniendo en cuenta que la banda de Reidoras no dejaba a nadie de que se acercaran a más de 100 metros y claro la Pipizcan iba con ellas. Ya con los días he podido de hacerles algunas fotos de más detalle. Eso sí no hay que olvidar que algunos cogimos varias "mojas" con tal de localizarlas. Pero como dice Manolo Jiménez, la constancia tiene sus frutos. Saludos.

Ze Marks Birds dijo...

Excelente registo!
Bela história e fotografias belíssimas.
Parabéns e saludos.

www.seabirdsportugal.blogspot.pt